Informes sobre Venezuela

 

Buscar

 

Archivo

 

Portada

 

Si desea recibir por e-mail nuestros informes semanales por favor, haga clic aquí 

 

Mayo 30, 2007

El Cierre de Radio Caracas Televisión


El cierre de RCTV fue anunciado por Chávez con  cinco meses de anticipación. El 28 de diciembre, uniformado de comandante paracaidista,  en un acto de naturaleza militar, informó que el canal desaparecería del espacio radioeléctrico: “Ya tengo redactada la medida, no se tolerarán medios golpistas que atenten contra la revolución…ningún medio de comunicación puede estar contra el pueblo”. El viernes 18 de mayo reconoció que se había producido una batalla mundial contra la suspensión del canal, “pero la única forma en que la concesión no termine es que el domingo 27 a la medianoche Hugo Chávez no sea Presidente de Venezuela”. En el momento exacto, señalado por Chávez, en la medianoche del domingo 27, desapareció RCTV en la pantalla del Canal 2, que le había sido asignado 53 años atrás. En los días previos las televisoras comerciales tuvieron que trasmitir, en cumplimiento de la Ley Resorte, las mismas cuñas que trasmitían las del gobierno justificando la medida.

 

La batalla mundial contra el cierre de RCTV, a que hizo referencia Chávez, involucró a la OEA, la Sociedad Interamericana de Prensa, la Asociación Internacional de Radiodifusión, Reporteros sin Frontera, el Instituto Internacional de Prensa, el Parlamento Europeo, el Senado de Estados Unidos, parlamentos latinoamericanos, medios de comunicación de buena parte del planeta, organizaciones que se ocupan de los derechos humanos y la libertad de expresión, a personalidades políticas de las más variadas latitudes, e incluso a importantes aliados estratégicos, como Brasil y Argentina, cuyos gobiernos impidieron un pronunciamiento de apoyo solicitado a MERCOSUR por el canciller venezolano. El Presidente Lula, el martes 29,  se negó a comentar la decisión pero envió un mensaje implícito: “La democracia permite que los medios digan lo que mejor les parece, en el momento que mejor le parece, y ser juzgados por el único juez competente: los oyentes, los telespectadores y los lectores”.

 

Chávez  hizo referencia  a la otra batalla, la de carácter nacional. “Está en marcha –dijo el 29- un proceso de desestabilización, y quiero advertir a Globovisión que mida sus pasos, se le aplicará la misma medicina que a RCTV si continúa incitando la violencia”. Globovisión, un canal de noticias, es la única televisora que se atreve a reportar las manifestaciones de estudiantes  que se adueñaron de las calles protestando el cierre de RCTV y reclamando libertad. Agregó que la advertencia la dirigía también a las radios y medios escritos que “tergiversan la información”. Horas después el Ministro del Interior anunció la detención de centenares de estudiantes que manifestaban  y dijo haber instruido a las fuerzas policiales y militares  para que impidieran  perturbaciones callejeras. Antonio Pasquali, antiguo funcionario de UNESCO, y figura emblemática de la TV de servicio público, denunció que la emisora colocada en el Canal 2 es otro canal al servicio de Chávez. “Lo que hay es una transición a la dictadura abierta y dura”.

  PAISAJE MEDIÁTICO MONOCOLOR

 

 Las encuestas coinciden en que un 80% de los venezolanos está en desacuerdo con el cierre y los analistas en que se trata de un desafío de Chávez a la opinión pública, con un costo político muy alto. Venezuela y el cierre de RCTV fue noticia destacada en los principales diarios de Europa. La presidencia de la Unión Europea emitió una declaración haciendo constar preocupación por el caso de RCTV, y los medios más importantes de Europa coincidieron en censurar la medida, En Latinoamérica el único diario que aplaudió la medida fue Granma, el órgano del Partido Comunista cubano, que saludó como un acierto de Chávez la suspensión de la licencia para hacer uso de una frecuencia que ahora será del Estado, y estará por tanto al servicio del pueblo.

 

 Antes de sacar del aire a RCTV Chávez se dedicó durante varios días, a largas peroratas en cadenas nacionales de televisión. A veces lo hizo para que las pantallas de RCTV no pudieran mostrar en vivo las manifestaciones callejeras de protesta o las declaraciones condenatorias de instituciones y figuras relevantes del país o del exterior. En conjunto, fue lo equivalente a un discurso de 40 horas. De la hojarasca verbal es indispensable extraer lo que consideramos esencial “No se olviden –insistió- que Hugo Chávez es un soldado al servicio de la revolución” Afirmó que Marx y Lenín, inspirados en la doctrina de Clausewitz  enseñaron que los revolucionarios deben tener muy claros los objetivos estratégicos, asumiendo el riesgo de movimientos tácticos audaces. “La batalla actual es por el poder mediático”. Afirmó que la propiedad privada de los grandes medios de comunicación es el obstáculo que dificulta la profundización de la revolución. Los medios  de la oligarquía son el enemigo a enfrentar y que en ejercicio del derecho del estado a negar la concesión a un canal golpista, la revolución avanza hacia el objetivo estratégico de asumir la hegemonía mediática. “Estamos derrotando a la vieja ideología…muere la hegemonía de la oligarquía y nace la hegemonía del pueblo”. Chávez, inusualmente hizo uso de apuntes para explicar las tesis de Gramsci, que le han permitido –afirmó- encontrar el camino correcto en la etapa actual de la revolución. Explicó que las clases dominantes han tenido  control del sistema educativo y de los medios de comunicación, razón por la cual no acaba de morir el antiguo sistema y no termina de nacer el nuevo. Explicó que la hegemonía mediática conquistada permitirá destruir la ideología venenosa del capitalismo e imponer los valores éticos y culturales del socialismo bolivariano. El Estado es dueño del espectro radioeléctrico y ahora vamos a ejercer el derecho a garantizar que el mensaje de los medios corresponda a los intereses del pueblo. Mi gobierno, dijo, ajustará su agenda a la creación de un hombre nuevo, con nuevos valores culturales, con nueva mentalidad.

 

El académico Marcelino Bisbal  dedicado a  investigar la situación de los medios, afirma que se ha creado un paisaje mediático monocolor. El gobierno tiene 7 canales de televisión y ha sometido los demás, salvo Globovisión, a estricta autocensura. Tiene dos poderosos circuitos de radio, financia miles de emisoras comunitarias, patrocina los medios alternativos manejados por activistas políticos (145 estaciones de radio y 18 televisoras locales), más de un centenar de páginas WEB. “Los venezolanos no vamos a tener canales de información que disientan del punto de vista y la opinión del poder”. Manuel Rosales, candidato unitario de la oposición en las pasadas elecciones, propuso convocar un referendo consultivo para que el pueblo decida sobre la concesión de RCTV.

 

 UN NUEVO ESCENARIO

 

Aparecen nuevos actores en el escenario venezolano. Por primera vez, en ocho años, son los estudiantes y los jóvenes quienes espontáneamente toman las calles para protestar contra Chávez. En sus manos aparece un arma nueva, los teléfonos móviles o celulares. Son reprimidos por militares y policías, con saldo de heridos y detenciones. Fuentes oficiales reconocieron que el martes 29 se produjeron 97 focos de protesta. Los líderes de los grupos se entrecruzan mensajes de texto para ubicar los pelotones policiales y eludirlos. La magnitud de las manifestaciones en la Gran Caracas la dio el gobierno: 182 jóvenes detenidos. Son también nuevos actores las estrellas de los programas de distracción, los que encarnan personajes cuya actuación en la pantalla comunica emocionalmente con  millones de televidentes cuya pasión son las telenovelas. Sus lágrimas de despedida el domingo 27 y su desaparición en las telenovelas de mayor audiencia  han impactado a los sectores populares, cuya única distracción eran las telenovelas, los programas de humor o concursos, estilo ¿Quién quiere ser millonario?, que colocaba el rating de audiencia de RCTV en 90%. Los mensajes de los artistas-ídolos han reivindicado el valor concreto de los derechos humanos. “Libertad” deja de ser una cuestión abstracta, para convertirse en necesidad cuotidiana. ¿Por qué me van a quitar la libertad de ver mi telenovela favorita? ¿Por qué me van a quitar la libertad de ir a un canal de televisión para denunciar los problemas de mi barrio? ¿Por qué me van a quitar el derecho a manifestar pacíficamente? Los periodistas preguntan ¿Qué sentido tiene la profesión si  para trabajar tenemos que hacernos chavistas? Para el venezolano de a pie “libertad” ingresa a la agenda de sus necesidades materiales.

 

 Entre los nuevos actores destaca un personaje: Marcel Granier, el director de RCTV, quien ha enfrentado a Chávez con valentía e inteligencia. Al producirse la amenaza de cierre  declaró que era un acto de amedrentamiento pero la televisora no cambiaría la línea editorial. Empresarios que han adquirido multimillonarias fortunas en los últimos años le enviaron señales de disposición a comprar la televisora. “RCTV no está en venta”, fue la respuesta. Granier ejerció todos los recursos previstos en las leyes venezolanas para defender el derecho a la concesión. Sus solicitudes le han sido negadas. 48 horas antes del cierre una sorpresiva actuación del Tribunal Supremo de Justicia autorizó al gobierno para apropiarse de las antenas y equipos de RCTV a los fines de asegurar las operaciones del nuevo canal oficial, TVes.

 

 En la noche del 28 leyó un mensaje. No vendimos nuestra línea editorial. Afirmó que RCTV es víctima de retaliación por ejercer un periodismo independiente. Está al descubierto el carácter autocrático de un gobierno que teme la opinión, la inteligencia, la libertad y la crítica. “Esta decisión está dictada por el miedo y sustentada en el abuso de poder. El régimen vence pero no convence”. Granier, apoyado por varias ONG, logró que la CIDH intente una demanda ante el Tribunal competente del sistema interamericano, que la admitió y seguramente exigirá el cumplimiento de tratados que obligan a Venezuela en materia de libertad de información, expresión y respeto a la propiedad. Granier, revestido de gran autoridad moral y con poderosa audiencia en la sociedad  anunció que se dispone a liderizar una cruzada nacional e internacional en defensa de la libertad y los derechos humanos. El país está expectante de Marcel Granier.

 

DEMOCRACIA Y DESARROLLO
Presidente: Pedro Pablo Aguilar
P.O. Box International 02-5225
Miami, FL 33102-522
Fax: (52-212)267-2420