Informes sobre Venezuela

 

Buscar

 

Archivo

 

Portada

 

Si desea recibir por e-mail nuestros informes semanales por favor, haga clic aquí 

 

Octubre 16, 2008

 

Efectos De La Crisis En Venezuela

 


Nuestro país está blindado contra la crisis bancaria mundial, afirmó Chávez, gracias a la “existencia de un sistema financiero propio y a mi proyecto de impulsar un eje económico mundial del socialismo, otorgándole el papel de consejero a Fidel Castro”. Es la oportunidad –agregó- de consolidar el Banco del Sur, al cual Venezuela traspasará parte de sus reservas internacionales, al igual que Brasil y Argentina, sobre lo cual ha encontrado receptividad en sus conversaciones con  Lula y la señora K. En opinión de Chávez, el Banco del Alba, al cual aportó $ 1.350 millones, su esquema para el Banco del Sur y  bancos binacionales convenidos con China, Rusia e Irán convertirían a la región en un “oasis” de estabilidad financiera, en tanto se derrumba definitivamente el sistema capitalista. El optimismo presidencial, calificado por algunos de “charlatanería”, tuvo respuesta ponderada en el Consejo de Economía Nacional (CEN), previsto como institución consultiva del Ejecutivo. “Los recientes eventos de carácter financiero tienen significación relevante para la economía venezolana”. Señalan, en primer término, el efecto en los precios del petróleo. “La cotización de la cesta venezolana se continúa desplomando con respecto al máximo histórico de 126 dólares que tuvo hace 3 meses”.  En segundo término, advierte los efectos negativos en la captación de recursos foráneos para nuevas inversiones, lo que detiene la posibilidad de aumentar la oferta de bienes y servicios. “Este escenario podría generar escasez y la necesidad de racionamiento de productos al presentarse dificultades para las importaciones indispensables”. Un tercer aspecto, es la postergación o cancelación de planes de contratación de préstamos en el exterior por el gobierno o compañías privadas. “Las circunstancias internacionales hacen evidente la fragilidad intrínseca de la estrategia económica instrumentada, debido a los inconvenientes para hacer sostenible el gasto público como estímulo del consumo privado”, sostiene el CEN.

 

Los analistas externos estiman el impacto de la crisis en las finanzas de los petroestados. Estudios elaborados por Deutsche Bank colocan a Venezuela como el país más vulnerable. El petróleo provee 94 de cada 100 dólares que ingresan al país.  Afirman que se requiere crudo a 90 dólares para sostener el nivel actual de gasto público. La cesta venezolana llegó a menos de 70 dólares, aun cuando Goldman Sachs prevé que el crudo promedie 75 dólares en el cuarto trimestre y a fines de año, 70 dólares, agregando que “si la crisis en desarrollo recorta más profundo a la demanda, el mercado podría caer tan bajo como 50 dólares el barril”. (Reuters y AFP) El analista D. F. Maza Zavala, reconocido por todos los sectores políticos, como la opinión más respetable sobre economía, señala como factor determinante de la situación nacional, la declinación en la capacidad real de producción, entre otras causas por falta de inversión y la conversión de PDVSA en oneroso instrumento de geopolítica internacional. En lugar de dedicarse a producir y vender petróleo, se le ha sobrecargado de actividades que no le corresponden, como las misiones sociales, proyectos educativos y distribución de alimentos subsidiados. El gasto público rebasa los 150 billones de bolívares ($70.000.000.000) y no es sostenible si los precios bajan hasta 70 dólares. “Estamos ante una muy grave crisis que amerita rectificaciones para las cuales no parece dispuesto el gobierno”, es su conclusión.

 

LA ESTRATEGIA DE LA VIOLENCIA

 

En la reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), una de sus conclusiones fue condenar la violencia verbal de Chávez contra los periodistas y los medios, como estimulo a la competencia entre los miembros del gobierno para copiar el “estilo verbal” del caudillo. El ministro de Información le ganó la partida a sus colegas. Expresó que no debía prestarse atención a lo que opinaban los “gángsters” reunidos en Madrid. En un diario caraqueño le preguntaron si el calificativo aplicaba al Rey  Juan Carlos, participante en el evento, y al primer ministro Zapatero, quien lo clausuró. La respuesta fue acusar al director, Miguel Henrique Otero, de complicidad en actividades conspirativas. Justamente, una de las denuncias presentadas por los periodistas venezolanos en la reunión de la SIP es la amenaza contra Otero y Alberto Ravell, quien dirige Globovisión, de juicio penal por supuesta participación en proyectos conspirativos, vinculados a un plan para asesinar al Presidente. Amenazas similares produce a diario el régimen militar contra los directivos de medios televisivos o escritos que insisten en ejercer los derechos de información y expresión que consagra la Constitución. Diarios independientes coinciden en que el verbo presidencial, cargado de adjetivos y descalificaciones, tiene que ver con las encuestas, según las cuales es evidente “la fragilidad de la estructura hegemónica de poder creada por Chávez”, quien “intenta posicionar una agenda de debate en torno a él mismo con discursos agresivos y amenazantes”. Según Tal Cual, el insulto en el discurso de Chávez es su manera de confrontar a los adversarios, y ha llegado a niveles delirantes porque las encuestas cada vez les son más desfavorables, a lo cual se agregó el desplome de precios del petróleo, de los bonos venezolanos y el nivel de  record mundial del riesgo-país.

 

En los mítines Chávez se expresa en términos tales de quienes adversan a los candidatos por él escogidos para las Gobernaciones, que los reporteros se excusan de reproducir por respeto a los lectores. En el Zulia calificó de “imbécil” al candidato de la oposición. Para Manuel Rosales, el actual gobernador, reservó los términos “desgraciado, bandido, hampón, cobarde”. A esas expresiones agrega las de “traidores, sinvergüenzas, ladrones, vendidos al imperialismo”, para los militantes del PSUV que resolvieron enfrentar a sus ungidos, como en el caso de Barinas, el  estado natal, donde postuló a su hermano Adán. A los socios del Partido Comunista y del PPT que en protesta contra el nepotismo se atrevieron a lanzar  candidaturas propias los amenaza además, con “pulverizarlos, barrerlos de la faz de la tierra”.

 

Diversas instituciones han manifestado preocupación por el efecto del estilo presidencial en cuanto constituyen llamados a la violencia. Advertencia pertinente pues uno de los grupos radicales del chavismo, asumiendo su identidad mediante panfletos, atacó con bombas lacrimógenas las instalaciones de Globovisión. La impunidad que les ampara, los llevó a otro acto de violencia que ha suscitado general indignación. La sede del periódico El Nuevo País y de la revista Zeta fue atacada con bombas lacrimógenas, así como la casa de un productor de televisión. “Los responsables se trasladaban en motos e hicieron su ataque de la misma forma como lo ejecutaron en contra de la sede de Globovisión”, declaró una de las periodistas presentes. El grupo agresor dejó un comunicado en el que se acusa a Rafael Poleo, editor de ambas publicaciones, de llamar al magnicidio y se le declara objetivo militar.  “Es la respuesta revolucionaria a las agresiones contra nuestro comandante”, dice el comunicado dejado por el grupo que se atribuyó la autoría.

 

 MENSAJE CÍVICO DE LA IGLESIA

 

La Iglesia, como es tradición, asumió la responsabilidad del mensaje cívico para llamar a restaurar la paz y la unidad del país, respetando las diversidades. La Conferencia Episcopal produjo un documento advirtiendo los peligros del clima de agresividad y violencia en la proximidad de las elecciones regionales. Los Obispos piden no desestimar que siendo la inseguridad el drama que angustia a la inmensa mayoría de la población, la prédica del odio y el fanatismo de grupos que son producto de una sociedad en descomposición, está generando una cultura de la muerte, en que pierde sentido el derecho a la vida y se tolera el crimen como capítulo inevitable del discurrir cotidiano. Manifiestan preocupación por la crisis financiera y económica mundial y la necesidad de que el gobierno busque soluciones concertadas con todos los sectores de la sociedad. Piden cese al armamentismo para disminuir las consecuencias de la crisis sobre los menos favorecidos. Llaman a participar en las próximas elecciones regionales, ya que “pueden contribuir al sano equilibrio de los poderes públicos de las regiones en función del pluralismo, la reconciliación y la paz ciudadana”. Rechazan la violencia verbal. El Arzobispo Porras manifestó dudas en cuanto a la equidad y equilibrio del Consejo Nacional Electoral. Sin embargo, resaltó la importancia de votar el 23 de noviembre “pues se van a elegir los funcionarios que conducirán la vida en el ámbito local, y como ciudadanos debemos procurar que tales responsabilidades recaigan en quienes mejor garanticen una gestión eficiente, honesta e incluyente, sin sectarismos ni discriminación por motivos políticos”. Monseñor Lückert, arzobispo de Coro, criticó la falta de trasparencia del proceso, la indiferencia del CNE ante el abuso por parte de Chávez de los medios de comunicación y otros bienes del estado para la promoción de sus candidatos.

 

El arzobispo Pérez Morales, quien tiene una columna en El Nacional, opina que las elecciones ofrecen una oportunidad para abrir espacios democráticos. “Los obstáculos son serios y múltiples para una serena, libre y efectiva manifestación del derecho-deber ciudadano de elegir a quienes han de gobernarnos en estados y alcaldías. No existe un genuino Estado de Derecho, una real separación de poderes; la ideología que guía la acción oficial es de corte totalitario, con todo lo que conlleva de manejos nada transparentes y prácticas intimidatorias. Sin embargo, es preciso aprovechar toda oportunidad a fin de que la tenaza opresora no se siga cerrando. Cualesquiera sean los resultados, se ha de mantener la esperanza en alto, en lo que realmente tiene futuro. Según Pérez Morales, no tienen futuro la exclusión ni el apartheid; la hegemonía cultural, comunicacional, educativa; las injustas desigualdades; la militarización de la sociedad; el culto idolátrico a la personalidad, la masificación de las personas, el odio y la retaliación. “Todo ello podrá imponerse un tiempo corto o largo, pero la mente, el corazón y el brazo humanos siguen trabajando hacia horizontes acordes con la dignidad de la persona humana y de la comunidad de personas. No tiene futuro una sociedad masificada, monocolor y monocorde, de pensamiento impuesto y acción gregaria…Reanimar la esperanza es clave para la gestación de una nueva sociedad. La desesperanza desanima, inhibe, paraliza, postra o conduce a la sumisión despersonalizante, el pesimismo fatalista, la vida inauténtica. ¡Que nada ni nadie nos abata la esperanza!

DEMOCRACIA Y DESARROLLO
Presidente: Pedro Pablo Aguilar
P.O. Box International 02-5225
Miami, FL 33102-522
Fax: (52-212)267-2420